Usted esta en:Inicio-David en Medios-Carrera séptima para la competitividad

Carrera séptima para la competitividad

En estos días tenía una reunión con unos inversionistas, muy a las ocho de la mañana, en pleno Centro Internacional de Negocios. Todavía viviendo en los miedos del pasado, salí de mi casa 45 minutos antes porque el trancón a esa hora solía ser insoportable. Tomé el transporte público: un bus que me llevó en casi 10 minutos de la Séptima con 76 a la Séptima con 28.

El paisaje cambió, el gris de Bogotá contrastaba con una muy buena cantidad de árboles verdes. Hace años se veía la Séptima llena de buses, eran aproximadamente 1.500, ahora para movilizar 19.000 pasajeros no hace falta más de 140 pues atravesar la Séptima de la calle 200 a la 32 se convirtió en un asunto de 50 minutos.

El tiempo es oro y la velocidad da tiempo. Que miles de personales que viven en los extremos de la ciudad se ahorren más de la mitad de tiempo en sus desplazamientos, ya es algo para aplaudir. Si no valoramos el tiempo de la gente no podemos apostarle a mejorar la competitividad. Los ciudadanos deben preocuparse por su trabajo y su estudio, no por perder el tiempo en un trancón.

Me alegra que estemos migrando hacía la bicicleta y para eso tuvimos que volvernos más accesible, 10 km de cicloruta entre la calle 100 y la 200 no nos cayeron mal: fomentó su uso que no solo descongestiona el tráfico de la ciudad, sino que aporta a la calidad al aire que se respira.

También celebro que por fin se hicieran vías accesibles para los ciudadanos con problemas de movilidad y en situación de discapacidad. Uno no puede condenar a las personas a quedarse encerradas en la casa y a perder oportunidades laborales y de formación. La Séptima no podía seguir siendo excluyente.

Me bajé del bus y caminé un poco. Se recuperó el espacio público. Me gustó mucho la idea de una Séptima bien iluminada y con cámaras de seguridad en todo el corredor. Hace algunos años había unos lugares que espantaban por su oscuridad y que, obviamente, eran aprovechados por la delincuencia.

Llegué a mi cita 25 minutos antes. Me alcancé a tomar un café solo y celebré el proyecto de revitalización de la carrera Séptima. Llenó de vida de nuevo este corredor y nos demostró que apostarle a infraestructura siempre será una buena decisión no solo porque hizo más fácil la vida de los bogotanos sino porque hizo una ciudad más competitiva, que ahorra tiempo, más atractiva para hacer negocios, que es vivible.

Hoy es 15 de diciembre de 2021, ahora tengo que arrancar a comprarle el regalo de Navidad a mi hija Julieta y creo que alcanzo a tomarme otro café antes de llegar en 15 minutos a mi próximo destino.

Cuando se trata de una ciudad hay que pensar más allá de las diferencias ideológicas, hagamos el ejercicio y unámonos para sacar esta ciudad adelante. Bogotá tiene que apostarle a un futuro de inclusión y competitividad, ya es hora de dejar atrás las peleas y empezar a anotarnos como logros de todos lo bueno que pasa en la capital.

Por eso celebro desde ya la renovación de la Séptima, obras que están próximas a iniciar, lideradas por el Alcalde, Enrique Peñalosa, y con las que espero nos den la calidad de vida que los bogotanos tanto hemos buscado.

2018-06-19T01:39:46+00:00 junio 9, 2018|Categorías: David en Medios|Etiquetas: |Sin comentarios

Deje su comentario